Foto por Egor Kas

Si recuerdan, mi nombre es Antonella y soy una chica a la que le gusta viajar y como todos, alguna vez fui aún más joven. De pequeña soñaba con cuentos de hadas y adoraba escuchar historias de princesas y ver películas sobre ellas. La historia más familiar para todos probablemente sea La Cenicienta ya que ha sido contada en muchas ocasiones de muy diversa manera (incluso se han hecho varias películas sobre ella). Su castillo es doblemente especial ya que no solo aparece en la clásica película de Disney, sino que también es el castillo de los parques de Disney de Orlando y París.

Como me encanta viajar, puedo decir que he visto varios castillos europeos y asiáticos que me han fascinado porque cada uno tiene su encanto, pero, El Alcázar es definitivamente el castillo que llama más mi atención porque, según dicen, es en el que se inspiraron para hacer el de la versión Disney de La Cenicienta. En mi cabeza, El Alcázar es el castillo modelo, es el castillo del cuento de hadas y es el primer castillo que tuvo la definición de castillo, con el que comparé los siguientes que veía mientras crecía. Cuando llegué a Segovia todo el mundo me recomendó que fuera a verlo. Cuando finalmente llegué a verlo, me hipnotizó, y no he dejado de visitarlo desde entonces. ¡Llevo a todos los que me visitan para que también lo conozcan!

Una de las cosas que más me gusta del castillo es que se han encontrado evidencias de que el canal del Acueducto llega hasta el Alcázar, ¡lo que significa que los dos monumentos de la ciudad están unidos! Además, me gusta el hecho de que fuera una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla desde la Edad Media, porque gracias a ello fue evolucionando a lo largo de los siglos para convertirse en el lugar de película que es hoy en día.

Lo último, y en este caso lo que más me gusta sin duda del Alcázar, es que que se ha mantenido en uso durante todo este tiempo y, gracias a ello, hoy se puede seguir visitando por fuera y por dentro (ver las estancias tal y como pudieron ser en su día es toda una experiencia). No muchos castillos se pueden visitar por dentro y muy pocos forman parte de una vista de una ciudad fabulosa como Segovia.

24197274_1708096069221429_799924447_o.jpg

Foto por Anurag Phalke


 

If you remember well my name is Antonella and I’m a girl who likes to travel. Like everyone, I once was younger. When I was a little girl I dreamed of fairy tales and loved to hear stories of princesses and watching movies of the ones that had them. The most familiar story to everyone is Cinderella since it’s told in so many ways and several films have been made of it. Cinderella’s castle is doubly special because it’s not only featured in the classic Disney movie, but it is also the castle of Disney parks in both Orlando and Paris.

Regarding that I love to travel, I can say that I have seen several European and Asian castles that have fascinated me and even though each one has its charm, The Alcázar is definitely the castle that calls my attention the most since it was the castle on which Cinderella’s castle was inspired by and I live right by it! In my head, El Alcázar is the model castle, it is the castle fairy tales and is the first castle that had the definition of a castle in my head with which I compared the following I saw whilst growing up. The first time I arrived to Segovia, nobody who recommended places to see forgot to mention to visit it. Ever since I saw the castle I’ve gone back to it. I take everyone who visits to see it!

24167584_1708097582554611_1650946111_o.jpg

Foto por Anurag Phalke

One of the facts I like the most about the castle is that there’s been evidence of Aqueduct canals leading up to the Alcazar which means they’re connected and would’ve been made around the same time. I also like the fact that it became one of the favourite residences of the Kings of Castile in the Middle Ages because whatever they changed about the castle has left what now is a dreamlike place.

The last thing I love the most about the castle is that it’s been maintained so you can visit it inside. Not many castles keep the rooms as they once would’ve been and not many make part of an astonishing view like the one in the picture. The majority of castles are enclosed and far away from the city centres, like Versailles or Dunnotar.

Anuncios